Así aprende un Policía a pilotar un helicóptero.

 

 

adhesivo-servicios-de-medios-aereos-cnp

La Dirección General de la Policía organiza el  Curso de Piloto de Helicópteros para formar a los funcionarios de las distintas Escalas y Categorías que desean acceder al Servicio de Medios Aéreos de la Policía Nacional. Este curso que se imparte durante quince meses y tras el cual obtendrán el Título de Piloto de Transporte de Helicóptero y la Habilitación de Vuelo Instrumental expedidos por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

 

El periodo de selección comienza cuando se publican las bases que rigen el  proceso. En el último curso Más de 200 agentes presentaron su solicitud para acceder a esta unidad.Los policías  que inician el Curso de Piloto de Helicópteros antes  deberán superar una prueba oral y escrita de conocimientos de inglés, un cuestionario cultural con especial hincapié en las materias de física y matemáticas, y pruebas psicotécnicas y entrevista personal así como el preceptivo reconocimiento médico para pilotos. De esas más de 200 solicitudes tan sólo un 4% lograron finalmente acceder al curso.

 

El periodo de formación se prolonga durante quince meses, durante los cuales se imparten 1000 horas lectivas de clases teóricas y 190 horas de vuelo por alumno.

El curso se divide en tres fases: la de Piloto Comercial –tras cuya evaluación se obtendrá el Título de Piloto de Transporte de Helicóptero-, la de Vuelo Instrumental –que les permitirá obtener la Habilitación IR-, y la fase de Aeronáutica Policial.

El curso abarca asignaturas como legislación aérea, flight planning, meteorología, radionavegación, comunicaciones VFR-IFR, performance, carga y centrado, sistemas, o procedimientos operacionales, y además deberán realizarse, al menos, 190 horas de vuelo. Los alumnos que superen el curso deberán asumir el compromiso de permanecer en un puesto de la especialidad durante un periodo de ocho años, como mínimo.

57 policías pilotos.

La misión del Servicio de Helicópteros es proporcionar apoyo en labores operativas policiales; en actividades de prevención e investigación; en misiones de seguridad ciudadana, vigilancias y seguimientos; protección y organización de objetivos; transporte urgente de unidades y equipos especiales; así como actividades humanitarias de ayuda y auxilio.

 

El Servicio de Medios Aéreos de la Policía Nacional cuenta actualmente con 57 pilotos, 23 técnicos y 10 especialistas en mantenimiento distribuidos en las ocho bases aéreas: la central de Madrid y las de Sevilla, Málaga, Palma de Mallorca, Las Palmas, Tenerife, Vigo y Valencia.

La Dirección General de la Policía dispone de cuatro modelos distintos de helicópteros: quince unidades del BO-105; dos del EC-120; once del EC-135, y un EC-225.

Los helicópteros de la Policía van equipados con instrumentos especiales como los de captación y transmisión de imágenes en directo en alta definición, las gafas de visión nocturna o un foco de gran potencia que es capaz de que parezca que es de día en la zona a la que ilumina. También dispone de equipos de infrarrojos, grúa de rescate, camillas, depósitos de largo alcance para distancias demasiado largas y prismáticos giroestabilizados, entre otros dispositivos.

 

helicoptero2--644x362 cnp