Lesiones más comunes en opositores

Esta semana ha venido a nuestro centro un opositor. El motivo de su visita ha sido que muchos de sus amigos se han lesionado antes de hacer las pruebas físicas de su oposición (policía nacional, guardia civil, etc.) y al final no han podido hacerlas o han hecho malas marcas (tras estar todo el año sacrificados y entrenando duro). Así que su pregunta ha sido: ¿cuáles son las lesiones más frecuentes en opositores?

Sobre esta pregunta, hay que especificar que depende de las pruebas físicas exigidas en cada convocatoria: es común a casi todas las oposiciones la prueba de resistencia (carrera) y un circuito de agilidad (distinto según la convocatoria), pero dependiendo de la convocatoria y categoría profesional se pueden incluir otras pruebas como dominadas, velocidad, salto, cuerda, natación, etc. El estado de salud individual de cada persona también es un factor clave. Si continúas con tu actividad deportiva habitual, recuerda que a las lesiones típicas de tu deporte se pueden añadir las lesiones típicas de la oposición.

El conocer las pruebas que vamos a realizar nos va a orientar sobre qué lesiones van a ser las más frecuentes: las pruebas atléticas son comunes, por lo que son frecuentes las fascitis plantar, las tendinitis aquíleas, los esguinces de tobillo, las periostitis, las lesiones de rodilla (condromalacia rotuliana, tendinitis rotuliana, etc.) y las trocanteritis. Personalmente, para evitar dichas lesiones, recomiendo hacer una descarga de piernas (o al menos de las zonas más delicadas, que dependerán de cada persona) al menos, una vez al mes.

Los problemas de espalda también son muy comunes: para minimizar los tiempos de las pruebas atléticas necesitamos tener una espalda fuerte y flexible. En casos de escoliosis, hiperlordosis e hipercifosis es frecuente que nos molesten distintas partes de nuestra columna, debido a los sobreesfuerzos y desequilibrios musculares. Descansar bien durante el periodo de preparación de la oposición será fundamental para evitar problemas importantes de columna.

Algunas oposiciones, especialmente las de bomberos, requieren un uso frecuente de los brazos en posturas no habituales, lo cual requiere tener un hombro fuerte y resistente. Tendremos que mantener ciertas posturas o mover los brazos de forma inusual, para lo cual el hombro tiene que estar al cien por cien. Si empiezas a notar molestias en hombro, acude a tu fisio directamente. Son muy frecuentes las tendinitis en músculos como el supraespinoso, la cabeza larga del bíceps braquial, el manguito de los rotadores, etc. Es de gran ayuda trabajar la musculatura rotadora para prevenir lesiones (ya sea con elásticos, poleas o pesas). No olvidemos que los miembros superiores empiezan en dedos y manos. Debido a malos gestos, caídas o golpes inesperados, las lesiones en dedos y manos son muy frecuentes. En caso de lesionarlos, recuerda que una lesión de dichas partes pueden limitarte hasta dejarte fuera de juego.

La lista de lesiones que se pueden sufrir es larga. A la hora de comprender qué lesiones se pueden producir, es fundamental saber que cada persona es distinta y tiene distintos “puntos débiles”. Si anteriormente has tenido lesiones en algún punto, comunícaselo a tu fisioterapeuta, pues le ayudará a orientar el tratamiento a realizar. Los “puntos débiles” hay que flexibilizarlos y fortalecerlos durante el tratamiento para no llevarnos disgustos de última hora. Dichos “puntos débiles” pueden derivar en un proceso de rehabilitación de la zona, no una simple visita cada cierto tiempo al fisioterapeuta. ¡Tenlo siempre presente! Pídele a tu fisioterapeuta ejercicios de estiramiento y fortalecimiento (en gimnasio o no) para tus puntos débiles.

Si durante tu entrenamiento tienes un golpe o caída traumática, no olvides contar con el servicio de urgencias. Algunas luxaciones y/o fracturas deben tratarse a tiempo.

En general, de cara a prepararse unas oposiciones, mi consejo personal sería: visita a tu fisioterapeuta con regularidad, estira, descansa, evita los nervios que la oposición genera y consulta tus inquietudes con tus compañeros de academia. ¡Previene lesiones y ten en cuenta que tan importante es tu cuerpo como tu mente!

 

Fuente: PRLBomberos